Desde la raíz de la palabra … Oikos, la casa común que cada día presenta más y más indicadores que nos muestran el veloz y torpe existir del Ser humano sobre el planeta, nos obliga el repensar el comportamiento cotidiano, los patrones de consumo y generación de basura, así como la elemental huella ecológica que cada uno de nosotros genera en su paso por la casa común.

Lo invitamos a realizar un cambio de comportamiento por ud y por las generaciones futuras, si está dispuesto debe considerar que algunas medidas adoptadas para mejorar su huella ecológica será algo incomodo en primera instancia. Sin embargo, el decrecimiento no es una postura romántica, es algo lógico y acorde al desenfreno planetario de irresponsabilidad e incoherencia.